miércoles, 5 de septiembre de 2018

martes, 4 de septiembre de 2018

¿Se ha ruralizado la ciudad?


En absoluto. Unamuno nos advirtió de que las ciudades debían conquistar los campos. Civilizarlos y "ciudadanarlos" si no querían verse ruralizadas por estos. La aldea campesina era un obstáculo insalvable para la ilustración y la emancipación. El pequeño pueblo, una ratornera con ojos expectantes detrás de las puertas y las ventanas. Un rosario de murmuraciones de unos contra otros y de miradas corrosivas. Abandonar el terruño suponía conquistar la libertad. Puede ser que lo rural esté de moda pero esto no significa que algo haya cambiado. El genero propio de esta oda al campo remasterizada es el turismo rural.

Fragmentos de Vidas a la intemperie de Marc Badal




Cita del largometraje "Surcos"


Hasta las últimas aldeas llegan las sugestiones de la ciudad, convidando a los labradores a desertar del terruño, con promesas de fáciles riquezas. Recibiendo de la urbe tentaciones, sin preparación para resistirlas y conducirlas, estos campesinos que han perdido el campo y no han ganado la muy difícil civilización, son árboles sin raíces, astillas de suburbio que la vida destroza y corrompe. Esto constituye el más doloroso problema de nuestro tiempo.

Surcos de Jose Antonio Nieves




martes, 28 de agosto de 2018