lunes, 18 de junio de 2012

El aislamiento en bioarquitectura


Hasta el 50 % de la energía primaria se consume en los edificios, una parte sustancial en la calefacción. El aislamiento es la inversión más eficaz para ahorrar energía en las casas. 

¿Se podría modelizar el coeficiente K óptimo para cada lugar en función de su climatología? Esto nos permitiría calcular el valor aislante de cada material, y a través de él calcular las pérdidas de calor unitarias, cuantos watios de calor perdemos por cada disminución de 1ºC la temperatura. 

Sabiendo por donde se producen las pérdidas de temperatura en una casa: 
  • A través de muros 35 % 
  • A través de cubiertas 25 % 
  • A través de la planta baja 15 % 
  • Corriente de aire 15 % 
  • A través de las ventanas 10 %
Podremos enfocarnos en donde aislar: 
  • Aislamiento exterior: una casa con materiales de albañilería densos tendrá una mayor inercia térmica, debido a la mayor masa térmica, o sea, tenderá a mantener la temperatura existente en el interior. Aislamiento de muros: doble pared con cámara intermedia rellena con un aislante hidrófugo. Habitualmente un muro mide 330 mm, con dos hojas de ladrillo de 110 mm, 100 mm de cámara de aire relleno de poliuretano expandido, y 10 mm de enlucido. Los enchufes o interruptores eléctricos tienen que ser sellados con masilla, tapando todos los agujeros por los que pasan los cables. La cubierta tiene que prolongarse por encima del aislamiento. ¿Se podría encontrar un material aislante tipo la fibra de vidrio que pudiera servir para construir la caja de la vivienda con moldes industriales
  • Aislamiento de cubierta: debe de ser entre los 100 mm y los 150 mm. ¿Se puede enterrar la casa? ¿Compensa la inversión del movimiento de tierras sobre la compra de materiales aislantes? 
  • Aislamiento de pisos: tienen que tener una barrera antihumedad en los muros, impermeabilizándolos para poder aislar el suelo. Se aisla con poliestrireno, uno 50 mm y gonglomerado flotante 19 mm, colocándolo los dos materiales perpendicularmente. 
  • Instalación de contraventanas o algún tipo de cerramiento: es preferible colocar las contraventanas aislantes por el lado interior de las ventanas y puertas acristaladas, las cuales habrá que sellar previamente contra las corrientes, de forma que no haya que salir al exterior para cerrarlas por la noche. El límite del espesor del aislante que se puede poner en la contraventana es de 50 mm, en el que se puede utilizar poliestierno expandido. ¿Y que hay de la persianas? ¿Cumplirían la misma función? 
  • Corrientes de aire: hasta un 15 % de la energía total de una casa se puede perder por las corrientes. Como norma general podemos decir que un edificio bien sellado será más fácil de mantener caliente, siempre que las ventanas se puedan abrir si se considera necesario. lo primero es saber por donde se producen las corrientes. El detector más eficaz es el humo. Un día con viento hay que recorrer la casa con un palito de incienso, por ejemplo. Si no hay corriente, el humo subirá en vertical Si la hay, el humo se esparcirá por la casa. Detectados los aujeros o grietas, hay que sellarlos. Se pueden utilizar burletes. Muchas veces un lugar por el que entran muchas corrientes es la chimena. Esto se soluciona poniendo un cajetín-estufa. En la puertas, hay que utilizar burletes diferentes entre los laterales y las partes superior e inferior. 
  • En la puerta o puertas de acceso a la vivienda, hay que hacer un porche para evitar que entre el viento o el frío directamente a la casa cuando se abren. Esta estancia requiere que cuando se vaya a utilizar se cierre la puerta antes de abrir la otra, o no cumplirá su función. Esta exclusa puede ser un invernadero, actuando como cámara. Construcción de un invernadero: sospechamos que la construcción de una invernadero puede ser más rentable que la misma inversión en placas solares. La inclinación de la cubierta  del invernadero deberá ser entre 26 y 30º. El invernadero no puede tener corrientes si queremos utilizarlo como fuente de calor solar, a parte de como huerta. Para aprovechar el calor en la casa hay que hacer unas rejillas de respiración en la fachada de la casa a la altura de la cumbrera del invernadero. En teoría, debe de haber el mismo número de respiraderos en el piso de arriba y en el de abajo, para que el aire pueda circular.
  • Doble acristalamiento: las pérdidas de calor por las ventanas suponen solo el 10%. Con doble cristal la pérdida se reduce a la mitad. La capa de aire retenida entre los dos cristales es la que hace de aislante. Hay que colocar una barrera de vapor en el lado caliente de todo material aislante.
  • Tratamiento de las condensaciones: una casa bien asilada tendrá condesaciones provenientes de los cuartos de baño y cocina. Lo que más produce condensación es secar ropa dentro de casa. 
  • Estufas y chimeneas de leña: en una chimenea abierta el 80% de la energía se pierde por el tiro. En una estufa se perderá entre el 40 y el 50% solo. El problema de las estufas es que con la combustión lenta forman cresota en el tiro y cada cierto tiempo hay que limpiarla. Para aumentar la eficiencia hay que situar la chimenea en el centro de la casa, no es paredes exteriores, con lo que se conseguirá un incremento del 5 al 15%. Muchas veces es mejor comprar una chimenea prefabricada que hacer una de cero. La parte más difícil siempre será la impermeabilización del agujero de la cubierta. 





4 comentarios:

  1. ¿Cómo afecta la condensación a la temperatura de una vivienda?

    ResponderEliminar
  2. La humedad de condensación puede ser superficial, la mayoría, o intersticial. Este último tipo de condensación, es la que se produce en el interior de los muros o dentro de las cámaras de las paredes.

    La humedad de condensación se produce porque el aire interior más caliente, puede contener una mayor cantidad de agua que el mismo aire a menor temperatura.

    Al contactar estas láminas de aire en cuerpos que están a menor temperatura, temperatura de rocío, el vapor de agua que está en la masa de aire cambia de estado y pasa a ser líquido.
    Por este motivo por la condensación, acumula agua en superficies más frías como las ventanas, paredes que no están bien aisladas, pilares en fachadas, viguetas de hierro u hormigón y en las partes altas y bajas de las habitaciones.

    ResponderEliminar
  3. Muy bueno el artículo!
    Un comentario; El poliestireno expandido sigue siendo un material muy quimico y poco sustenable, por lo tanto su huella ecológica es alta. Una alternativa más sana es la piedra poméz, la arena volcánica, el barro alivianado con paja o fibra liviana, o lana mineral. Cuanto más densa la pared, menos aislante será.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario