lunes, 18 de junio de 2012

La orientación en una casa bioclimática


El primer elemento y base inicial de toda la estrategia de eficiencia será la orientación de la vivienda. Tendrá en cuenta la forma en que el sol se mueve alrededor del edificio y el efecto del viento. Seguirá los siguientes parámetros, partiendo del condicionante principal que es que tendrá orientación sur (en el hemisferio norte): 
  • Ventanas: una vivienda orientada a sur se puede convertir en un colector solar en si misma. Tiene que tener cristal doble y contraventana aislante. Parte de la calefacción se realizará a través de las ventanas. No habrá ninguna ventana al norte y las ventanas a este y oeste serán de tamaño mínimo en caso de necesidad para iluminar. 
  • Estancias: las estancias de mayor se sitúan en la fachada sur. Si hay habitaciones que no se vayan a utilizar mucho (húspedes, talleres, despensas,..) se pueden situar en orientación norte, sirviendo de separación entre el frío exterior y la parte calefactada interior. 
  • Invernaderos: el invernadero actuará como aislante y colector de energía. Un invernadero también puede utilizarse como porche. 
  • Cubiertas: hay que adecuar la cubierta al arco descrito por el sol en el cielo, teniendo en cuenta el ángulo de incidencia de verano e invierno, para que se proteja del sol en verano y permita la entrada directa del sol en invierno. 
  • Vegetación: árboles de hoja caduca pueden proteger del sol excesivo a la casa en verano. También se puede utilizar la vegetación para protegerse del viento, situándola en el barlovento del edificio. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario