lunes, 9 de diciembre de 2013

Reflexiones sobre el proyecto que hemos emprendido


"Cuando el navegante comienza el viaje, prepara su barco, estudia su ruta, planea su itinerario y zarpa; no puede hacer nada más. No puede saber qué tormentas lo azotarán, ni si ha de regresar. Pero zarpa."

Edward Rutherford




Llevamos dos meses viviendo en nuestra vivienda autosostenible y siete meses viviendo en Vellosillo, Segovia, nuestro querido pueblo. No hemos parado de trabajar durante los primeros cinco meses en la construcción de la vivienda y en estos dos meses de puesta en marcha.

Ahora que parece que hemos solucionado casi todos los problemas y tenemos cada  elemento funcionando correctamente, toca hacer balance y definir los siguientes pasos.

Por un lado, estamos encantados de la tranquila vida en el pueblo y  con la amabilidad de las gentes de la zona. Nuestro pasado urbano, quedó hace tiempo en el baúl de los recuerdos. Nuestra red de contactos se ha incrementado de forma importante en estos últimos meses y estamos tratando de ayudar a desarrollar nuevas ideas en la zona y hacer crecer las redes. Por otro lado ya estamos conectados con la naturaleza, que nos provee de nuestras necesidades principales en un entorno realmente inspirador.

Nuestro pequeño habitat trata de fusionar la forma de vivir de las comunidades preindustriales de los pueblos de Castilla con las nuevas tecnologías y la incipiente sociedad de conocimiento. Nos preguntamos si es posible crear una forma de vida que generando conexiones entre los elementos naturales nos permita vivir trabajando menos, con más tiempo libre, con más salud y que nos pueda hacer más felices. En un pasado no muy lejano cada vivienda familiar en el entorno rural de Castilla era un pequeño modelo económico autosuficiente, integrado en una comunidad que cooperaba y que les permitió sobrevivir durante siglos

En la actual economía globalizada, con las consecutivas crisis financieras y las graves consecuencias de la sobreexplotación de la naturaleza, no podemos dejar de enfrentarnos a la una realidad que requiere de nuevos modelos que permitan evolucionar nuestra forma de vivir hacia un futuro menos incierto, e intentar participar en el proceso de cambio que durará previsiblemente varias décadas. Quizás la clave para evolucionar desde los términos actuales pueda consistir en la posibilidad de replicar la misma filosofía de las comunidades autosuficientes preindustriales en los entornos rurales hacia un nuevo concepto de vida, un nuevo modelo económico y social, en el que se hace indispensable incorporar dos ingredientes nuevos: utilizar la tecnología y conocimientos para una forma de trabajar que será muy distinta de la que conocemos y la conexión de cada núcleo con el resto de la sociedad red global.

Nuestro objetivo en el próximo año es completar las instalaciones y el sistema productivo. En estos momentos podemos afirmar que las necesidades energéticas ya las estamos autoproduciendo a un coste realmente bajo y que la autoproducción de alimentos nos proporciona alrededor del 80 % de nuestras necesidades. Estamos ya trabajando en el diseño segundo prototipo, que de momento hemos denominado Auto-Tenada. Las bases del proyecto serán las mismas que en el caso del primer prototipo, centrándonos en conseguir un coste de construcción realmente bajo y estructurar el proceso de autoconstrucción. 

La experiencia y la curva de aprendizaje de este segundo prototipo nos llevaría al diseño y construcción de un tercer prototipo que culminaría la primera fase de investigación de nuestro proyecto y, esperamos, nos pueda llevar a publicar en código libre todo el conocimiento que esperamos generar durante estos años.

La idea inicial del prototipo de vivienda que teníamos en un principio ha sufrido una evolución significativa hacia un espectro más amplio que trata de diseñar un habitat familiar completo, aplicable a comunidades rurales que de momento hemos denominado el Kit de Autoproducción, como herramienta básica de una economía que se construye desde lo pequeño y más básico apoyada en la autoproducción, y que está formado por los diferentes elementos necesarios para cubrir las necesidades de un núcleo familiar, relacionados entre sí: vivienda, instalaciones, taller-garage, almacenes, huerta, establos y naturaleza autóctona. La permacultura y el trabajo en red son los métodos principales que estamos utilizando para el desarrollo del proyecto. 





6 comentarios:

  1. Seguro que vais a conseguir todos vuestros sueños. Un abrazo a los dos. Lourdes

    ResponderEliminar
  2. La realidad supera la ficción o en este caso el Blog....estuve hace poco con vosotros y cada vez que veo vuestro proyecto más me gusta.Ánimo Vellositanos (se dice así?)... :-) y gracias por vuestras atenciones y charlas.

    ResponderEliminar
  3. Hola Jorge!! Me acabo de poner al día con el proyecto leyendo las últimas entradas y los ajustes que habéis estado haciendo para que todo empiece a encajar. Menuda aventura!!!! Y encima en pleno invierno :) Solo quería daros la enhorabuena por haber materializado una idea tan rompedora e inspiradora, y animaros a seguir adelante con determinación hacia las siguientes fases del proyecto. Un abrazo y a por todas!!! ;)

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario