viernes, 23 de enero de 2015

Entrevista censurada por El Mundo (Juanjo Bueno) sobre la Casa Impluvium (Pan y Trillar)


El día 19 de enero me contactó Juanjo Bueno, periodista del diario El Mundo para hacerme una entrevista sobre nuestro proyecto para publicar en el periódico. Hoy 23 de enero ha publicado el reportaje, censurando practicamente todas mis respuestas para hacer una pieza publicitaria para el arquitecto Ricardo Higueras

Esta es la pieza original sin censurar:



¿Qué diferencia a este proyecto del resto de viviendas o edificios autosuficientes?

Nuestro proyecto es un laboratorio de investigación sobre autoproducción, que cuenta con una héctarea de terreno, donde se encuentran dos viviendas, una nueva y una construcción tradicional castellana con más de 100 años de antiguedad, cuadras, taller, huertas y una parte de terreno silvestre, con varias pozas de agua y una laguna. Hay que considerarlo como un todo, como un pequeño habitat interrelacionado que trata de proporcionar las necesidades básicas a una familia utilizando los elementos naturales.

El primer prototipo es una vivienda que hemos construido y en la cual estamos viviendo desde hace un año y medio, es un campo de pruebas para experimentar. Se trata de un edificio con un cierto grado de diseño compuesto en 2/3 por una vivienda y 1/3 por un huerto. La casa se ha construido con materiales naturales, siguiendo las estrategias bioclimáticas clásicas y dotada de elementos autónomos para las necesidades energéticas, ya que está desconectada de la red eléctrica. Como prototipo experimental, está lleno de aciertos y errores, algo con lo que contabamos desde que decidimos construir el prototipo. Como aciertos señalaríamos los elementos bioclimáticos, el buen aislante de la vivienda y la gran inercia térmica que proporciona el estar semi-enterrada. Como errores, creemos que la lente de agua no tiene un adecuado ratio inversión/retorno, al igual que el sistema de almacenaje de agua, el mix energético es manifiestamente mejorable y la huerta ocupa demasiado espacio, sin obtener un retorno que podría ser alcanzable con un invernadero tradicional, adjunto a la vivienda. 

¿Cuáles son las funciones de las renovables en cada elemento - paneles fotovoltaicos, recogida de aguas pluviales, reciclaje...? 

Una casa autosuficiente es como un ser vivo, con sus ciclos orgánicos a los que hay que adaptarse. El agua de lluvia se recoge y es almacenado para su uso posterior. El agua discurre por el interior, creando una agradable experiencia. En nuestra vivienda, estamos conectados al agua de la red pública, ya que te lo exige el código técnico si no montas un sistema de depuración de agua. Las aguas grises y negras, los residuos líquidos son tratados y reciclados. Todo este sistema requiere un cuidado y un mantenimiento, algo que hay que tener claro, ya que implica un estilo de vida muy distinto de las viviendas conectadas a los servicios y redes públicas. 

La energía eléctrica la proporcionan unos panelres fotovoltaicos y un aerogenerador, que se almacenan en un banco de baterías. Dos claves son necesarias para entender que implica en el día a día de una casa autosuficiente: para que tenga sentido la inversión en las instalaciones hay que prescindir de partida de todos los electrodomésticos de gran carga de potencia (micro-ondas, lavavajillas, plancha, etc...) y que varias veces al año tienes que racionar el consumo, cuando las condiciones meterológicas no te proporcionan la energía suficiente (p.e.: cuando hay niebla, no hay viento y las placas fotovoltaicas generan muy poco). Si estas dispuesto a ceder en estos dos aspectos y puedes financiar una instalación de este tipo, no volveras a pagar un factura de la luz durante los 25 o 30 años que dicen los fabricantes duraran los equipos. 

Para la calefación contamos con una caldera de pellet y un pequeña estufa de leña. Ambos sistemas utilizan biomasa, un recurso renovable y de fácil acceso en la zona donde nos encontramos. La caldera hay que tener en cuenta que consume energía eléctrica, más cuanto más necesitas calentar, provocando situaciones de escasez de energía disponible cuando coincide frío y niebla. Para los meses de buen tiempo, instalamos una placa solar termodinámica que nos proporciona el agua caliente. En los meses fríos la calentamos con la caldera. La clave en este elemento es la dimensión de la vivienda y su inercia térmica. En nuestro prototipo tenemos un consumo excesivo de energía de calefacción por el tamaño de la huerta interior, lo que le resta eficiencia.

De aplicarse todas las medidas energéticas, ¿qué ahorro ha conseguido en la vivienda?

Parte de las medidas energéticas previstas en el proyecto original no son aplicables a la realidad de la vida diaria en la vivienda. Por ejemplo, la caldera de pellet cuenta con dos sistemas de calefacción: un suelo radiante y una bomba que lleva agua caliente al impluvium (depósito de agua de lluvia situado en el centro de la vivienda). En situaciones normales, no somos capaces de aportar toda la demanda energética que nos solicitan las instalaciones, luego invalidan parte de las ideas que tuvimos durante el diseño. Nuestra conclusión preliminar es que una casa autosuficiente debe de tener un tamaño pequeño (menos de 80 metros cuadrados) y contar con sistemas lo más sencillos posibles. Una cocina económica puede servir para calentar la casa y proporcionar agua caliente, ahorrando inversión en caldera, suelo radiante, estufa y cocina básica (nosotros tenemos una cocina de butano).

Según la experiencia diaria, funcionamos con solo parte de la instalación que hicimos, con un gasto total en energía anual de menos de 500 euros al año.

¿Qué papel juega el huerto en el complejo? ¿Por qué incluirlo dentro de la bóveda y no en el exterior?

El huerto es vital en la idea de nuestro proyecto de autoproducción, ya que aspiramos a la autosuficiencia alimentaria. El huerto interior sirve esencialmente de germinador para las plantas que vamos plantando en nuestros huertos exteriores. Contamos con dos huertos exteriores de 400 metros cuadrados. Uno se destina a cultivar hortalizas y otro para frutales. De nuevo, entendemos nuestro hátitat como un ser vivo en el que tratamos de cerrar ciclos creando conexiones naturales. Al contar con animales (gallinas, ocas, conejos, cerdo y caballos), buena parte de su alimentación la producimos nosotros además de su función como recicladores de casi todos los residuos orgánicos que generamos. La basura de las cuadras nos permite aportar nutrientes a las huertas, en las que no utilizamos ningún tipo de producto químico, ni fertilizantes, ni plaguicidas. La diversidad de la huerta y su entorno silvestre cercano, nos proporciona suficiente biodiversidad para no necesitar insecticidas. 

¿Por qué la boveda? ¿De qué material está hecha?

La cubierta de la vivienda está construida en madera reciclada, sujeta por una cerchas de madera y por unos pilares de acero. En el centro de la misma contamos con un óculo formado por una lente de agua, almacenada en una membrana textil deformable. Estéticamente es muy potente y agradable, ya que permite disfrutar de una vivienda abierta, donde todos los elementos están integrados. 

¿Cuáles han sido sus costes?

El coste de la construcción de la vivienda ha sido alto, por encima de los 200.000 euros (sin contar terreno). En nuestro proyecto de investigación el objetivo final es poder poner a disposición de cualquier persona el conocimiento para poder construir, incluso autoconstruir, una vivienda autosuficiente por menos de 60.000 euros. Nuestra idea, si conseguimos llegar donde queremos en los siguientes prototipos (estamos ya trabajando en el segundo prototipo), es publicar en internet varios diseños, con planos, metodo de construcción y materiales de forma gratuita, al estilo del código libre en el mundo del software, de tal manera que puedan ser utilizados, compartidos, cambiados y evolucionados tantas veces como se quiera. 

¿Cómo describiría esta vivienda? si no me equivoco está situada en Sepúlveda, verdad?

Una vivienda autosuficiente es un ser vivo, algo orgánico, que permite vivir utilizando adecuadamente los elementos que nos proporciona la naturaleza. Te permite vivir a bajo coste, con una baja huella ecologica, con más salud y ademas es sustentable en el tiempo. La obligatoria comunión con la naturaleza en un planteamiento de autosuficiencia implica un cambio importante en el estilo de vida, activando energías interiores que solo emergen cuando te conectas con el entorno natural. 

Nuestro hábitat se llama Pan y Trillar, el nombre de la antigua era castellana sobre la que hemos contruido la vivienda. Se encuentra en Vellosillo, una pequeña aldea a 5 kilómetros de Sepúlveda, donde nacieron y vivieron nuestros antepasados, antes de que nuestros padres emigraran en los años 50 a Madrid. Hemos vuelto de la ciudad al pueblo, para intentar fusionar la vida de las comunidades antiguas castellanas con los conocimientos modernos y la sociedad red.

¿Cómo animaría a potenciales usuarios a decantarse por este sistema?

Desde nuestro punto de vista, vivir en una casa autosuficiente implica un cambio importante en la percepción del modelo de vida. Para todos aquellos que quieran vivir más tranquilos, conectados con la naturaleza y estén en disposición de asumir algún riesgo, puede ser una interesante opción. La autoproducción cada día tiene más sentido, localiza la economía, da independencia, ahorra costes económicos y medioambientales. Todo son ventajas, si estas dispuesto a variabilizar el confort en función de los elementos naturales. El mayor escollo es la inversión incial que requiere, tanto en el terreno, como en la construcción. Para conseguir abaratar costes y ganar en eficiencia estamos trabajando en red miles de proyectos similares, donde compartimos nuestros avances y todo tipo de conocimiento sobre autoproducción. Esto es un movimiento global, que tan solo está comenzando timidamente en España.

Ahora que están tan de "moda" los huertos colaborativos, ¿cree que este proyecto podría tener éxito en el extrarradio de las ciudades?

El extraradio de las ciudades, los suburbios y urbanizaciones, están muy ligados a la idea del sueño americano, la sociedad de consumo, el centro comercial, etc...,. todo un estilo de vida que ahora está en entredicho. Cada día será más difícil mantener la viabilidad de muchos de estos barrios periféricos, así como la mega ciudad en sí misma. Parte de las viviendas se podrán reconvertir en cédulas autosuficientes, pero no será nada fácil, ni barato. La sostenibilidad de las ciudades hoy en día es una utopía, por su gran dependencia energética y de recursos exteriores, su capacidad para generar residuos y la imposibilidad de reciclar buena parte de los edificios existentes. 

Nuestra apuesta es claramente por el mundo rural, la vuelta al pueblo, la vuelta a los origenes, combinando lo antiguo con el conocimiento moderno. Los problemas a atacar son tantos y tan grandes, que solo desde lo pequeño y más básico podremos ser capaces de ir creando una nueva cultura y su tecnología correspondiente que nos permita sobrevivir y ser más felices.

19 comentarios:

  1. El Mundo y Juanjo Bueno censuran también nuestros comentarios en Twitter.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También censuran nuestros comentarios como usuarios del Mundo. (Ya nos hemos borrado)

      Eliminar
  2. Que feo lo que veo, voy a verme obligado a comprar el mundo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, serás uno de los pocos lectores que todavía paga por recibir un periódico...

      Eliminar
  3. Merece la pena leer ambos articulos para poder comparar. Muchas gracias por acercarnos a la realidad de los medios de comunicacion.

    Por cierto me gusta la entrevista.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Miguel. Es un ejemplo de libro de conflicto de intereses y manipulación. Menos mal que ya tenemos una sociedad que funciona en red de forma distribuida.

      Eliminar
    2. Excelente ambos articulos, pero si se puede lograr la autosostenibilidad, lo hicieron los pueblos indigenas incas, mayas, y esta vivienda ya es perfecta, intento hacer algo asi en Colombia, pero es tan costosa la energia solar, que es absurdo iniciar pues hay que pagar grandes sumas para conseguir a un verdadero experto en el tema. Felicitaciones nada mas que decir, esto vale la pena difundirlo muchisimo.

      Eliminar
    3. Gracias Magise. Las culturas antiguas consiguieron, en muchos casos, crear modelos de vida sostenibles. En España, tenemos el ejemplo de los pueblos de Castilla

      Eliminar
  4. ¿Qué funciona y qué no funciona en una casa autosostenible? Muy buena entrada de Pan y Trillar, increíble que El Mundo (España) prefiera alentar la idea de un huerto interior, en lugar de publicar la realidad de lo implica

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En los periódicos solo quedan becarios mal pagados. Hace años, un periódico como El Mundo, cuando quería hacer un artículo, mandaban a un periodista que estaba 2 o 3 horas hablando contigo. Además, mandaban un fotográfo. Este periodista, Juanjo Bueno, ni siquiera se ha leído nuestro blog. Si visitas su perfil en twitter, puedes ver que se define como: "Sucedáneo de periodista, cantante y maitre. Los fines de semana canto las comandas y sirvo las palabras en bandeja". Y es el que lleva la sección de sostenibilidad...

      Eliminar
    2. Los medios tradicionales mueren, no contrastan la información, tienen peajes que pagar por doquier y prefieren cumplir con favores debidos que con su actividad, que es informar. Si los huertos urbanos están de moda, según este Juanjo, mucho más lo está la sostenibilidad y las casas sostenibles. Tener la suerte de llegar a una persona que lleva un año y medio, volcado en este tipo de vida y que de forma altruista lo quiere compartir con todos los que puedan estar interesados, y en lugar de publicarlo y darle difusión, coge dos frases y una foto, para vender la moto de un arquitecto que no sabe los problemas de lo que diseña, ni cómo se gestiona el día a día de ese tipo de casas, me parece impresentable. Si además censuran comentarios sobre una noticia, sólo me puedo reafirmar en que los medios tradicionales mueren o ya están muertos.

      Eliminar
    3. No les necesitamos. Son parte de un pasado que está en descomposición.

      Eliminar
  5. Hay mucho arquitecto que vive de vender la moto. Les aterra que trabajemos en red, que compartamos en código libre y que podamos aportar experiencias reales en cuanto a viviendas sostenibles que puedan abaratar de forma sustancial los costes. Hay que tener en cuenta que los arquitectos, licencias, etc... cobran en función del valor de la obra.

    ResponderEliminar
  6. A los medios de comunicación tradicionales les quedan dos telediarios. Su producto es el resultado de sus conflictos de intereses. Hace tiempo escribíamos sobre eso.

    ResponderEliminar
  7. No hay ninguna voluntad de asumir obligaciones jurídicas acerca de la veracidad de la información por parte del periodista y su responsabilidad ante la mentira, por ende, no puede ser contractual. Ahora bien, podría afirmarse que la responsabilidad del periodista por mentir es extracontractual, a saber, que deriva del daño causado a terceros con independencia de que los terceros y el periodista mantengan una relación contractual. Sin embargo, nuestro ordenamiento jurídico cuenta con normativas conducentes a proteger a los terceros damnificados de informaciones falsas (¡e incluso de informaciones verdaderas que les causen un perjuicio que se entiende no justificado!).

    ResponderEliminar
  8. "Si tú estás ya en una granja en el medio rural, pon toda tu intención en seguir el plan que te llevó allí. Si tus planes para conseguir las propiedades necesarias, equipo y habilidades están bien avanzadas en este momento, puede que seas capaz de conseguirlo, pero sería mejor que le dieras un buen empujón. Si por el contrario, querido lector, tu retiro rural sigue en algún lugar de la realidad de tus sueños y buenas intenciones, es, casi con seguridad, demasiado tarde para hacer mucho sobre ello, y donde estés ahora será seguramente donde estarás cuando las olas irrumpientes de la crisis que están surgiendo se levantarán y romperán sobre tu cabeza". John Michael Greer

    ResponderEliminar
  9. Cuando ladran los perros es porque la caravana se mueve.
    Animo chicos esta todo precioso.

    De Granada con Amor y buenos recuerdos

    Alf.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario